El castillo fue construido tras los numerosos ataques que sufría la isla por la escuadra turca y  la piratería.  La posición del castillo facilitó las comunicaciones españolas con  Italia durante los siglos XVI y XVII y más tarde, durante la ocupación británica de Menorca, sirvió como arsenal  naval de apoyo a la otra colonia británica en territorio español: Gibraltar.



El castillo de San Felipe, trazado por J.B. Calvi en 1555, se amplió varias veces en el periodo español (1555 – 1808), y a la llegada de los ingleses en 1708, se reforzó con una serie de obras que formaron doble recinto de defensa, levantando también el fuerte Marlborough, en la orilla sur de la Cala San Esteban.

En 1763 se firmó el Tratado de París, que daba fin a la guerra de los Siete Años entre Francia e Inglaterra, y así Menorca fue devuelta a los británicos. En 1779, se inició la guerra entre Inglaterra y España .En 1798 Menorca fue nuevamente conquistada por los ingleses, que reconstruyeron el castillo de San Felipe, pero en 1802 Menorca retornó definitivamente a España, después de haberse firmado la paz de Amiens, y los ingleses abandonaron la isla dejando el castillo a medio reconstruir, que se volvió a demoler por orden de Carlos IV en 1805, dejando únicamente las baterías necesarias para la defensa del puerto.

1840, por el cruce de sus rutas mediterráneas, obligó a España a fortificar de nuevo la isla.

Situado en la orilla sur de la bocana del Puerto, fue testigo de las sucesivas dominaciones que sufrió nuestra isla y con ellas fue destruido y vuelto a reconstruir  y ampliados sus muros  hasta convertirlo en  una de las fortificaciones más importantes de todo el Mediterráneo.

Tenía forma de estrella de 8 puntas y su exterior estaba proegido por lunetas y fortines.

Carlos II ordenó su demolición, actualmente en la superficie aún quedan restos de la construcción, pero su gran valor radica en el complicado sistema de túneles y galerías subterráneos que conectaban entre si las diferentes partes del castillo ; en 1782  3000 soldados y civiles resistieron el asedio español durante seis meses bajo esos mismos túneles.

El Castilla de san Felipe se encuentra a 1 km aprox, de la salida del pueblo de Es Castell, muy cerca de la Cala San Esteve.

Ofrece visitas guiadas nocturnas, por las galerías subterráneas, con ambientación histórica, figurantes uniformados con trajes de la época , disparos de mosquetes y cañones del siglo XVIII.

Las visitas son para grupos reducidos y la venta de las entradas son en el Museo militar  de Menorca , que  se encuentra en Es Castell.

Más información al tel. 648611213 – 971362100

Mapa:

Si deseas más información sobre la agenda cultural y de ocio en Menorca, visita la web: Ocio en Menorca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *